Asalariado, ¿conviene presentar declaración anual?

 

Como bien sabemos las personas físicas tienen hasta el 30 de abril para presentar su declaración anual, exceptuando a quienes se encuentran en el régimen de sueldos y salarios. La razón es simple, y es que los inscritos bajo esa modalidad no son los obligados a calcular, retener y enterar el impuesto al Servicio de Administración Tributaria (SAT) sino que es el patrón el obligado a hacerlo, aunque consideramos para efectos de la declaración las siguientes excepciones:

  • Que el trabajador tenga ingresos por un monto superior a los $400,000.00.
  • Que el trabajador tenga más de dos patrones.
  • Que el trabajador decida presentar la declaración por su cuenta.

Bajo los tres supuestos anteriores, el trabajador deberá avisar al patrón que decidió presentar dicha declaración por su cuenta y deberá hacerlo de forma preferente antes del día 20 de diciembre del año a que corresponda el ejercicio de la misma.

¿Cuándo me conviene presentarla?

Conviene presentar tu declaración anual cuando se presenten las siguientes situaciones:

  1. Cuando se tengan comprobantes por deducciones personales que cumplan con las condiciones que se plasman en el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR):
    • Gastos médicos/hospitalarios.
    • Gastos funerarios.
    • Donativos.
    • Aportaciones voluntarias al fondo de retiro.
    • Primas de seguro de gastos médicos.
    • Pago de impuestos estatales que tengan como base los ingresos por sueldos y salarios.
    • Pago de transporte escolar.
    • Pago de colegiaturas de nivel preescolar y hasta bachillerato/preparatoria.

Debemos considerar que desde el 1 de enero del 2014 el importe por dichas deducciones no deberá superar el salario mínimo general elevado 4 veces al año o el 10% del total de ingresos.

2. Cuando únicamente se trabajó una fracción del año.

¿Por qué me conviene presentarla si tenemos esas deducciones?

Al ser asalariado, la determinación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) impide que podamos aplicar las deducciones mensuales que haría cualquier persona física que trabaje por su cuenta tanto en actividad empresarial o por servicios profesionales. Esto quiere decir que el cálculo de dicho impuesto se hace únicamente con la base de ingresos acumulados, si presentamos la declaración nos da la oportunidad de incluir las deducciones antes mencionadas y en algunos casos nos podría arrojar como resultado que el impuesto retenido fue mayor al que realmente se debió pagar y nos permita solicitar la devolución del impuesto.

Para el caso de quienes no laboraron durante todo el año, las tarifas de retenciones se podrán tomar de forma proporcional a la tarifa anual (artículo 150, LISR) y al igual que en ejemplo anterior podrán tener como resultado la posibilidad de solicitar la devolución.

deseas presentar tu declaración anual deberás tener a la mano la siguiente documentación:

  • Constancias de ingresos y retenciones.
  • Comprobantes de las deducciones personales.
  • RFC.
  • Firma electrónica y contraseña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s